Cómo ayudar a mi hijo a concentrarse

Cómo ayudar a mi hijo a concentrarse

Ayude a su hijo a concentrarse

Hoy día los niños realizan una gran cantidad de tareas al mismo tiempo, desde navegar en internet hasta enviar mensajes mientras escuchan música, por lo que se encuentran distraídos constantemente. Con tantas interrupciones potenciales, puede ser difícil para los niños el detenerse y enfocarse en una tarea a la vez. Aun así, ayudar a los niños a desarrollar una disciplina propia y aplicar estrategias efectivas de concentración a edades tempranas es la base para el desempeño a largo plazo en el colegio, la universidad y el mundo profesional.

Explíquele a sus hijos desde temprana edad, que así como usted tiene responsabilidades importantes, el aprendizaje es su más importante trabajo en este momento. Mientras más temprano le señales sus responsabilidades y expectativas, mediante una rutina de estudio, tareas y aprendizaje, más fácil será para él mantenerla.

Aunque eliminar las distracciones es casi imposible, existen maneras de manejar y minimizar el númeroconcentrarse de cosas que pueden apartar la atención de tu hijo al estudiar, por lo que puedes empezar con la tecnología: nada de televisión, teléfono o computadora hasta que se haya terminado la tarea a realizar o el tema a estudiar. El silencio total no es necesario, pues estudios han demostrado que cierto tipo de música ayuda a las personas a concentrarse mejor, especialmente música clásica e instrumental. Si su niño está interesado en escuchar música, considere reproducir piezas de Beethoven, Mozart o Bach.

No hay distractor mayor que una invitación para salir a jugar, es por esto que es importante el establecimiento de reglas durante la hora de estudio. Pídales que su tarea y estudio esté completa antes de salir a jugar.

En ocasiones a pesar de nuestra diligencia al estructurar la rutina de nuestros hijos, notamos que tiene problemas de atención y dificultad para concentrarse. Quizás se pregunte las razones que generen problemas de atención. Las razones pueden ser muy variadas y deberse a factores genéticos o de su entorno. Buscar la ayuda de un profesional de la salud, siempre debe de ser el primer paso al tratar de evaluar cualquier condición en un niño.

Sin embargo no debemos alarmarnos y preocuparnos exageradamente. La falta de atención es más normal en niños de lo que puedas imaginarte, y esto no significa que permanecerá así durante toda su vida. No obstante, es importante que los padres apoyen y tengan paciencia con el niño que está teniendo problemas de concentración y enfoque.

Debe ser prudente y consistente con su hijo mientras está aprendiendo a mejorar sus habilidades. Trabaje continuamente con él para ayudarle a desarrollar buenos hábitos de estudio y concentración. Alábelo cuando haga algo bien en la escuela o en casa y utilice la práctica del refuerzo positivo mediante la creación de un sistema de recompensa para su hijo. Establezcan metas juntos y cuando su niño cumpla o exceda una meta, celebren juntos. Recompénsalo con una actividad divertida, como un viaje familiar al parque, una visita al cine u otra cosa que le guste hacer.